Disfruta de tu estancia en El Carro de Freyja

Photobucket

miércoles, 27 de enero de 2010

7 vidas tiene un Gato

1 maullidos

¿Vosotros/as adoráis a los gatos y sus infinidades de cualidades? ¿Os habéis preguntado alguna vez cómo puede caber tanta belleza en tales seres? Pues yo sí. Me encantan los gatos, los amo. Al que más amaba era a Neko, desgraciadamente hoy ha muerto atropellado. Por ello me siento muy triste y de tanto darle vueltas a mi cabecita, se me ha pasado por ella el típico dicho “7 vidas tiene un gato”. Debido a esto, he decidido informarme con mucha curiosidad de tal apotegma y de paso, lo plasmo aquí.

Bien, esta divulgada creencia de las siete vidas del gato tiene un origen tanto supersticioso como esotérico. Se dice que comenzó en el Antiguo Egipto. Allí todos/as estaban impresionados por la supervivencia de estos pequeños felinos ante las caídas, gracias a su sistema de equilibrio tan elevado, terminaron pensando que no podían tener una sola vida.

No cabe duda de que la excepcional resistencia de los gatos, su capacidad de salir intactos ante las situaciones más complicadas o de saltar alturas considerables sin sufrir el menos daño, cuando otros animales habrían perecido, hizo pensar a los antiguos que este felino tenía más de una vida. Pero, ¿por qué siete? En la antigüedad, el número siete fue considerado un número afortunado para algunas culturas que basaban sus supersticiones en la

numerología. Por lo tanto, el siete, que es “una trinidad de trinidades”, parecía de lo más adecuado para nuestro misterioso felino.Otro dato curioso y que he de aportar, es un descubrimiento científico que tiene mucho que ver con el tema que estamos tratando:

"El punto fundamental del estudio es que prueba de forma inequívoca que la remielinización extensiva puede conseguir una recuperación de un desorden neurológico severo", explica Ian Duncan, neurocientífico de la Universidad de Wisconsin-Madison (EEUU) que encabeza la investigación. "Indica una profunda capacidad del sistema nervioso para repararse a sí mismo", según publica Science Daily.

A continuación, os dejo un vídeo de mala calidad pero interesante en el que podemos ver a cámara lenta la caída de un gato y cómo hace éste para caer de pie.

video

Pero esto no sería lo más curioso. Resulta inevitable pensar qué es lo que le permite conocer al gato la distancia que le falta para llegar al suelo. Pues bien, en el descenso las vibrisas (órganos táctiles esenciales del gato) como las cejas, los bigotes y las que están ubicadas en el radio de los miembros posteriores, son los órganos que le indican lo lejos que está del suelo para que ajuste su balance.

1 maullidos:

Publicar un comentario